Camino de San Salvador – Pola de Lena a Oviedo

ETAPA POLA DE LENA-OVIEDO

Seguimos viviendo, y mientras lo hacemos, guardamos en un pequeño trocito dentro de nuestra alma todo aquello que nos hace ser felices esos pequeños momentos que nunca llegamos a valorar lo suficiente…

Que difícil y complejo resulta para nosotros encontrar la anhelada felicidad, la tranquilidad al fin, ese estado que necesitamos los seres humanos y que depende tanto de nuestra actitud, de nuestra propia manera de ver la vida, del cristal con que la vemos. Cada camino que he recorrido ha tenido sus particularidades y sus circunstancias que lo han hecho distinto de cualquier otro, aunque pasara o no por lugares ya transitados muchas veces, porque somos nosotros, aceptando lo que viene de nuestro exterior, los que le damos forma y lo transformamos en nuestro interior para darle esa esencia que siempre buscamos.

Y es que todo depende del prisma con el que la miramos, del sitio desde donde nos ubicamos, ¿recordáis la historia tan repetida del vaso medio vacío y el vaso medio lleno? Si, esa de que en cierta oportunidad, alguien coloca un vaso con agua hasta la mitad y pregunta a dos personas, una optimista y una pesimista qué ven, ante lo cual el pesimista dice: ¡un vaso medio vacío!,  mientras que el optimista exclama: ¡un vaso medio lleno! Sin embargo, a veces simplemente se nos pide en esta vida un salto de fe, ya que solo aceptando tanto nuestra vida temporal como nuestra la trascendencia podemos encontrar alivio a la ansiedad de la realidad…

Y es que fácil es ver como de una misma situación en un mismo momento sé pueden sacar dos conclusiones diametralmente opuestas, ¿la diferencia? ¡Sólo la actitud! Al igual que para una buena y bella fotografía debemos encontrar el ángulo preciso, en nuestra vida pasa lo mismo, ese sitio en el que está ubicado nuestro bienestar en el plano tiempo y espacio, porque al igual que las manos que tejen, que el orfebre que talla, nuestra misión es ir labrando, tejiendo, tallando, intentando convertirnos en orfebres de sentimientos, talladores de nuestra alma con la gama completa con todos sus matices, unas veces de nuestro propio ser y otras tantas estando ahí para apoyar con luz las almas de nuestros familiares, amigos o seres queridos… ¡¡Ainssss, venga, basta de palabrería, vámonos a caminar!!

     De Pola de Lena a Oviedo, eso es lo que nos queda por caminar en este bello Camino de San Salvador, la última y a la vez más larga etapa, la cual al principio es tranquilita y llanita, siguiendo el valle del río Lena y Caudal, hasta Mieres,  pero a partir de esta localidad se nos revuelve un poquito y el trayecto se recrudece por los variados desniveles (los peores son uno de 185 metros, otro de 205 y uno más de 115) que saldrán a nuestro paso invitándonos a tirar para arriba y luego para abajo unas cuantas veces ¿pero eso nos va a asustar? Nada de nada, estamos a un pasito de Oviedo, y eso nos da fuerzas de sobra para seguir caminando tan felices.

      Caminamos siguiendo las indicaciones y tomamos de frente una rotonda para cruzar el río Lena, que en la localidad de Sovilla confluye con el río Aller, formando ambos el río Caudal. Seguimos por un paseo al cual creo que muchos vecinos llaman el paseo del colesterol, creo que por ser un lugar por donde muchos pasean o corren intentando “quemar” esa jodia grasa que circula por nuestras venas, tarea siempre harto difícil.

      Básicamente, esta primera parte del recorrido hasta llegar a Mieres es por un firme paseo carril junto al río, que pasa por diferentes pueblos hasta llegar a Mieres.

VAMOS CAMINANDO POR EL PASEO JUNTO AL RIO CAUDAL

La apreciación final de esta etapa, aparte de que está bien, es que se pisa mucho asfalto, y quizás sea cierto, pero también es cierto que cuando los caminos están algo más que bastante embarrados, ese asfalto se agradece, y más siendo ya la etapa final. Hay que adaptarse a lo que se nos presenta, no hay más ni hay que perder tiempo en quejarse por ello, porque total, sea duro asfalto o tierra embarrada vas a tener que caminar igual, así que sonríe y para adelante.

      Mientras voy caminando noto que el entorno, aparte de que es realmente espectacular, con esos bonitos valles, bosques y verdes prados del paisaje asturiano, conserva esa estrecha unión que esta zona ha tenido siempre con las actividades agropecuarias y las ya antiguas y desactivadas a día de hoy actividades mineras que estuvieron tan arraigadas en el lugar, ya que la minería, fundamentalmente la hullera, fue el factor más importante en el desarrollo económico de la zona, transformándola, y tras ello se creo un Espacio Protegido de las Cuencas Mineras, declarándose muchas zonas como Paisaje Protegido y  Zona de Especial de Conservación. Tristemente, a pesar de la innegable belleza del lugar, es una zona que cada año va perdiendo población, especialmente en Mieres y alrededores, algo que comenzó ya hace años coincidiendo con el final de la minería, la entonces gran locomotora económica de Asturias.

Realmente parece mentira ver ahora este paisaje tras aquella industrialización que atrajo a obreros de muchas partes de España, asentándose a la orilla del río en núcleos como Mieres, Ujo y Figaredo. En Mieres por ejemplo llegó a haber en la década de los 60 más de 70.000 personas viviendo, siendo actualmente unas 23.000 personas, ya que la población comenzó a disminuir cuando la minería comenzó a desangrarse lentamente en una muerte agónica e inevitable, tal como ha pasado en muchas otras zonas de España.

Bueno, dejemos ese tema pues íbamos caminando, así que en ello y tras pasar Villallana, en nada llegaremos al pueblo de Ujo, donde el Camino confluye con la llamada Ruta Carisa o Vía Romana de la Carisa (hoy señalizada como G.R-100.1), así llamada en honor a Publio Cariso, legado romano en Lusitania, en la conquista de la actual Asturias ordenada por el emperador Augusto, las tres legiones que comandaba abrieron una vía de entrada a través de las montañas de la Cordillera Cantábrica que todavía conserva su nombre: la Vía de la Carisa. Tras la guerra contra astures y cantabros finalizada en el año 25 a.C, Publio Cariso volvió a sus funciones de legado y fundo la ciudad de Emerita Augusta (Mérida). Típico personaje de aquella época este Publio Cariso. Pero bueno, dejémoslo ahí, todo forma parte de nuestra pasada y gran historia, como histórica es la iglesia románica de Santa Eulalia (Santolaya)…

IGLESIA DE SANTA EULALIA (UJO o UXO)
INTERIOR IGLESIA DE SANTA EULALIA

asentada sobre un templo prerrománico, restaurada en el siglo XX y que está catalogada como Monumento del Patrimonio Histórico Asturiano y declarada también como Bien de Interés Cultural. De su obra original se conserva la portada con arquivoltas y diversas columnas en cuyos capiteles se esculpieron figuras y formas vegetales.

Tras contemplarla y visitarla si está abierta, nosotros seguiremos caminando tranquilamente junto al río, pasaremos por una zona industrial, y tras pasar el Puente de la Perra, llamado así al parecer porque era “una perra” lo que se cobraba durante un tiempo como peaje por pasar por dicho puente…

PUENTE DE LA PERRA

seguimos y tras cruzar por un paso inferior la autovía A-66 y, por un paso elevado la vías, llegaremos a Mieres, o Mieres del Camino como también es conocida por su larga relación con el Camino de Santiago. Esta localidad era en siglos pasados una parada más que fundamental, donde reponer fuerzas tras haber atravesado la cordillera Cantábrica, además de ser lugar de hospederías, hospitales de peregrinos y otros servicios. También tuvo una gran importancia estratégica, hasta su finalización, durante la importante explotación minera de décadas pasadas.

Caminando y siguiendo las indicaciones llegaremos al monumento que desde 1982 corona la plaza junto a la iglesia de San Juan, que no podría ser otro que El escanciador de Sidra

EL ESCANCIADOR DE SIDRA
IGLESIA DE SAN JUAN (MIERES)

 una escultura en bronce situada en la histórica y emblemática plaza del Requexu, que representa al típico echador de sidra asturiano, obra del mierense Manuel Félix Magdalena, y en la cual el agua cae constantemente desde la botella hacia el borde del vaso de sidra, imitando así de esta forma el recorrido que recorre la sidra al ser escanciada.

Aquí en Mieres me dieron a probar el torto de maíz, hecho con harina de maíz, agua, sal y nada más, bueno, lo normal dicen es presentarlo como base y ponerle encima diferentes rellenos, siendo el más típico el de picadillo, morcilla, cebolla caramelizada, huevos, pimiento, queso cabrales o lo que se quiera. Yo probé el de huevos revueltos con picadillo y otro de morcilla con cebolla caramelizada ¡buenísimos, no dejéis de probarlos si pasáis por Asturias!

TORTO DE HUEVO Y PICADILLO, NO SÉ SI ESTABA MEJOR ESTE O EL OTRO…

Una vez hayamos descansado, tomado algo, relajarnos un poquito y demás, seguro que si ya que Mieres es un buen lugar para ello vamos dejando atrás la población, y como cabía esperar porque ya eso lo sabíamos y esperábamos, el trazado nos lleva prácticamente por carretera y en continuo ascenso por el valle…

DEJAMOS ABAJO Y ATRÁS MIERES

…así que cuando estemos subiendo, siempre a nuestro ritmo, enseguida podremos disfrutar, ya que está a pie de carretera y de nuestro caminar, la bonita Iglesia de Santa María Magdalena de la Rebollá (siglo XIII)…

Iglesia de Santa María Magdalena de la Rebollá

…y tras ello pues a seguir subiendo mientras vamos pasando por algunas aldeas como El Rollu hasta llegar al Alto del Padrún, tras el cual entramos en el Valle del Nalón y en el municipio de Oviedo…

…dejando atrás el Valle del Caudal, Mieres y la Comarca de la Montaña Central. Desde el Alto dejaremos la carretera para tomar un ramal a la derecha, por donde ahora descenderemos primero hasta Casares y después hasta Olloniego…

…donde podéis parar a descansar si así deseáis. Me tomé una cervecita y de tapa me pusieron paella, muy buena, casi para pedir que me pusieran un tupper.

En Olloniego podremos contemplar la torre y palacio de Quirós y el puente medieval de San Pelayo, por el que hasta 1676 el Camino salvaba el curso del Nalón.

TORRE PALACIO DE QUIROS Y EL PUENTE MEDIEVAL DE SAN PELAYO

Tanto la torre-palacio como el puente están declarados como Conjunto Monumento Histórico desde 1991. El puente de San Pelayo de Olloniego ya es mencionado en documentos del año 1145, habiendo sufrido diversas reformas a lo largo del tiempo, algo que también necesita la torre palacio dado su estado.

Luego nos tocaran unos kilómetros de subidas y bajadas, pero vamos, vamos, vamos, son ya las ultimas, un sabroso sube y baja antes de llegar a Oviedo, nada, un sabroso esfuerzo final alternando sendas y carretera que hará más especial la cervecita que nos tomaremos al llegar a la capital ovetense.

Y es que somos como somos, ¿veis como no ha sido para tanto? Y así, mas o menos a la altura de Barredos, iniciaremos tras la ultima subida también el último descenso que nos pondrá ya prácticamente a las puertas de Oviedo…

OVIEDO A LA VISTA ¡QUE PONGAN A ENFRIAR LA CERVECITA!

…por donde el Camino entra en la ciudad por el barrio de San Lázaro, y siguiendo varias calles llegaremos al casco histórico y a la catedral de San Salvador, ese último paso de este atractivo Camino que hemos disfrutado paso a paso, con mucha lluvia como la que me recibe la ciudad, pero también con sol, con aire y con todo lo que hemos sentido caminando, todo eso que quedará para siempre en nuestro interior como una pequeña joya.

Si, allí, en esa plaza, junto a esa bella catedral, con esa lluvia que más que caer parecía bendecir y hacer sentir alegría, pues me sentí muy feliz, totalmente satisfecho, contento y pletórico porque el Universo me había permitido una vez más caminar, disfrutar y sentirme bien, muy bien, una vez más…

¿QUE SI ME SENTÍA FELIZ…? NO PODEIS IMAGINAR CUANTO
Escultura Vendedoras del Fontán, sita en la plaza Daoíz y Velarde
Escultura La Regenta, sita en la plaza de Alfonso II, el Casto (frente a la Catedral)

   En resumen, este Camino de San Salvador está muy pero que muy bien si buscas algo distinto a otros recorridos jacobeos, ya que saldrás contento tanto a nivel físico como espiritual. Y no olvidéis nunca ese dicho que reza “Quien va a Santiago y no a San Salvador, visita al criado pero no al Señor”, algo que seguro sabéis de sobra a que se refiere, pero si no es así, visitad la catedral de Oviedo y lo descubriréis…

   Y por supuesto, no hay que olvidar nunca que fue desde aquí, desde Oviedo, tras el origen de todo con el hallazgo del Campo de Estrellas, la sepultura del apóstol Santiago y todo lo demás, desde donde se originó el primer Camino, el Primitivo, ese que llevo al rey Alfonso II de Asturias (760-842), apodado “el Casto”, a ser considerado prácticamente como el primer peregrino, dando así origen a que  el Camino de Santiago fuera pilar de vital importancia para la supervivencia del reino Astur, por la importancia logística del camino y su comercio, como por la llegada de técnicas y caballeros desde Europa, que servirían para afianzar el reino, algo que yo he repetido hasta la saciedad que es la misma base que sirvió al reino de Aragón para hacerse fuerte igualmente.

    Para entender el origen del Camino del Salvador es siempre necesario remontarse a la época en la que gran parte de la península ibérica estaba dominada por los musulmanes. En aquel entonces, Oviedo era la capital de España, ya que solo los territorios del norte habían conseguido resistirse a la invasión musulmana. Después, poco a poco y mientras íbamos recuperando y reconquistando lo que nos habían usurpado los musulmanes, el Camino de Santiago en sus múltiples tramos y recorridos fue afianzándose y ganando peregrinos, hasta hoy…

POR SUPUESTO NO NOS RESISTIMOS A UN BUEN Y GRAN CACHOPO…

El Camino del Salvador recorrido pasó a paso una vez más, ¿volveré una tercera vez quizás…?  No lo sé, tampoco es importante saberlo pero me gustaría, si llega llegará, porque a fin de cuentas no olvidéis que cuando la felicidad llame a tu puerta aprovecha la ocasión y sé feliz, mientras tanto nos toca vivir… Y recuerda, nunca te olvides de decir a quienes amas que realmente los amas, porque la vida es tan corta que quizás algún día no puedas ya hacerlo. Y es que como dijo un dia aquel filosofo danés, Kierkegaard, «…la vida no es un problema que debemos resolver, sino una realidad que debemos experimentar…»


GRACIAS POR TODO, QUERIDOS AMIGOS. UN ABRAZO, QUE SEAIS MUY FELICES Y BUEN CAMINO SIEMPRE

Publicaciones Similares

60 comentarios

    1. Gracias, Claudio. Ya sabes, esos momentos gastronómicos al final de las etapas son para celebrar que seguimos disfrutando un día más y desear que al día siguiente sea aún mejor si cabe. ¡Buen Camino siempre!

    1. Gracias a ti, amigo mío. Muy rápido y escueto lo de la radio, Ferran, pero hay que ajustarse al formato y tiempo que te dan. ¡Buen Camino siempre!

  1. Quien va a Santiago y no a San Salvador, visita al criado pero no al Señor… así es, hace mucho que no lo escuchaba. Gracias por este contenido de calidad amigo

  2. que poco se valora todo el trabajazo que haces por difundir el Camino, Fran. Luego hay otros que solo se mueven cuando ven los billetes y encima son los que más difusión tienen… que penica, pero no quiero embarrar la publicación.

    Fuerte abrazo desde el Pirineo,
    David

    1. Ya, amigo mío, así son las cosas, pero cuando intentas hacerlas porque te gusta y ofrecerlo así porque te sale del alma, pues sonríes y eres feliz. Un abrazo, David ¡Buen Camino siempre!

  3. Agradecemos enormemente todo tu trabajo amigo, sobre todo por el Aragonés, has despertado en muchos esa pasión por volver a caminar, aquí uno que retoma el camino primitivo tras 12 años

    1. Eso está más que bien, amigo mío, me alegro por ello, y más aún si encima vuelves al Primitivo, pura esencia y la continuación de este de San Salvador ¡Buen Camino siempre!

    1. Pues ahora, tocayo, solo te falta caminarlo y disfrutarlo, así que ánimo si puedes hacerlo, porque descubrirás muchas más que no he puesto. Un abrazo ¡Buen Camino siempre!

    1. Así lo deseo al igual para ti y todos los demás, tiempo, suerte y en el Camino nos encontraremos. Un abrazo para ti y la Casa de Madrid ¡Buen Camino siempre!

    1. Igual o menos grande que tú y los demás, Cristina, todos en el mismo Universo. Pero eso si, cambiar no cambiaré nunca, eso te lo aseguro ¡Buen Camino siempre!

    1. Pues entonces, Miriel, ya sabes lo que tienes que hacer, ese primer paso y para las montañas cántabras a disfrutarlo. Un abrazo ¡Buen Camino siempre!

    1. Este Camino se puede soportar en verano porque el tiempo ahí arriba siempre es medio fresquito o llueve. En octubre es un buen mes siempre que no le de al tiempo por lanzar una avanzadilla del invierno antes de tiempo, pero viendo como va el clima, va a ser que no. Mucho ánimo para que lo camines. ¡Buen Camino siempre, Aivaiva!

  4. Tuve la mala experiencia este año de que me borraron en el albergue pero lo dejaré como pendiente para un futuro, nunca he hecho otro camino quitando el francés.

    1. Siento lo de la experiencia con el albergue, amigo mío, pero hay tiempo y ganas para seguir en ello ¿a que si?. Jo, tienes todo un mundo de otros recorridos jacobeos por hacer, anímate y disfruta en ellos ¡Buen Camino siempre!

    1. Te diría, Dreamer, lo que ya sabemos, eso de «las que mejor se adapten a tus pies» y según el trayecto a realizar, y es cierto y muy cierto. Pero desde luego, sean las que sean, que lleven goretex o sistema antihumedad bueno, así como buen agarre, porque este Camino es muy húmedo y llueve bastante, salvo excepciones por supuesto. Con 100 euros no es presupuesto, es presupuestazo, ya que con ello puedes pillar desde unas Columbia, unas Adidas, unas Chiruca a unas Merrell pasando por las Salomón ¡vaya, ya te he dicho prácticamente casi casi las que suelo utilizar jajajaja! así que pruébate unas cuantas, las que sean necesarias, y cuando tus pies te digan ¡ESTAS! quédate esas. En Decathlon, Sprinter o en Sports Direct tienes ahora mismo varias zapatillas buenas por menos de esos cien euros. Ánimo y suerte ¡Buen Camino siempre!

  5. Te iba a preguntar por zapatillas pero veo q alguien se me ha adelantado jaja, parece que nos toca renovar a muchos… ya no duran nada, o será el haber dejado las botas

    1. No te pongas botas, que recuecen los pies, jajajaja, Na, es broma, Blasco, lo mejor para tus pies es lo que te hagan sentir que vas a disfrutar si o si, porque vas cómodo con ello ¡Buen Camino siempre!

  6. Te he escuchado en el podcast de la Cadiera, ¡menuda sorpresa! veremos si convenzo a la gente de ir ese día y charlamos de nuestro camino con unas birras

    1. Jajajajaja no me hables de cervezas que me embalo, Alberto, que ese dorado liquido es autentico reconstituyente en el Camino ¡Buen Camino siempre!

    1. Sigo caminando, Ivan, no lo dejo nunca, pero como suelo decir no publico todo para no aburriros mucho. Y en breve pues tengo uno o dos en mente, ya que no he terminado de llegar a casa y lavar la ropa y ya quiero irme de nuevo ¡Buen Camino siempre!

  7. Te vi en el periódico en el listado de autores para jaca y me ha dado una alegría enorme ver el camino aragones en el listado, mucha ilusion verte el camino en una feria tan importante.

    1. Harás bien, Querol, las guías son lo que son y hacen su papel para quien las necesite, pero quédate siempre con tu experiencia y la de personas que tú creas realmente sienten el Camino, es esa la esencia. Un abrazo ¡Buen Camino siempre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *