Camino de Santiago (La Coruña – Santiago – Muxía – Finisterre y Santiago) – 1a etapa

Pues nada, aquí estamos tras una lluviosa y amena noche en La Coruña, algo muy normal desde luego. Así que comenzaremos diciendo que en sí el Camino Inglés tiene dos puntos de partida, desde Ferrol, que es la alternativa normal y desde la cual he comenzado dos veces, o con su salida desde La Coruña, siendo este recorrido más corto, ya que en sus tres o cuatro etapas en total solo suman unos 75 kilómetros de distancia con respecto a Santiago,  distancia que es insuficiente de forma normal para que a un peregrino se le pueda otorgar la Compostela si la deseas conseguir, pero por diversas peticiones de instituciones, de peregrinos y ateniéndose finalmente a motivos históricos, sociales y otros, ya que La Coruña era punto de partida de muchos ingleses e irlandeses que llegaban para realizar el Camino de Santiago, pues se concedió que se pudiera obtener la Compostela a pesar de no cubrir la distancia mínima exigida de los 100 de la siguiente forma como responde el Cabildo, que textualmente dice:

«Respuesta del Cabildo de la Catedral de Santiago a la petición para conceder la Compostela a los peregrinos que vienen al sepulcro del Apóstol Santiago desde A Coruña 22/12/2016.

Vista la petición de varias Asociaciones Extranjeras, Cofradías, la Asociación Gallega de Amigos del Camino de Santiago, así como el Concello de A Coruña y varias Instituciones jacobeas, para que se conceda la Compostela a los peregrinos que parten de la ciudad herculina en peregrinación al sepulcro del glorioso Apóstol Santiago, se acuerda, con el Vº Bº del Sr. Arzobispo, que se pueda expedir dicho documento a los siguientes peregrinos:

-Dada la tradición, históricamente documentada, de la llegada de numerosos peregrinos a través del puerto coruñés, se concede la posibilidad de obtener la Compostela a aquellos que, habiendo hecho parte del Camino en sus países o regiones de origen, hagan a pie la distancia que separa el puerto de A Coruña de la Catedral Compostelana.

-Asimismo, a los habitantes de la ciudad de A Coruña y sus alrededores que, devotionis causa, visiten los espacios jacobeos de su ciudad, y hagan el resto de la peregrinación a pie hasta el sepulcro del Apóstol Santiago.

-En lo referente a los peregrinos o caminantes que no reúnan estas condiciones, podrán recibir, sin embargo, el documento acreditativo de haber visitado la Catedral y el sepulcro del Apóstol Santiago.»

Asi que a la vista de esto, pues salvo que algun simpatico o simpatica de los que nos reciben cuando nos toca con nuestro numerito de fila te la quiera dar pues simplemente quienes no cumplan cualquiera de estos dos requisitos, dice el Cabildo, recibirán un documento acreditativo de la visita a la Catedral y el sepulcro del Apóstol Santiago. Un documento que NO es la Compostela. En fin, es que vamos que vamos….

Pasando del Cabildo y sus historias, realmente, quien realiza el Camino Ingles puede hacerlo de cuatro formas, la primera bien saliendo desde Ferrol, que suele ser la forma digamos oficial. La segunda saliendo desde La Coruña, que es la alternativa. La tercera haciendo los dos ramales, bien saliendo desde Ferrol y al llegar a Hospital de Bruma coger un autobús hasta La Coruña y desde allí caminar hasta Hospital de Bruma, y una vez ahí continuar el Camino a Santiago donde lo dejaste, o al revés, comienzas en La Coruña, llegas a Bruma y te vas a Ferrol a comenzar desde allí y al llegar al punto ya citado, pues continuas hasta Santiago, por lo que así haces las dos alternativas o ramales del mismo, y algunos lo hacen. Y la cuarta es a tu aire, comenzar en Ferrol, o bien en La Coruña como hice esta vez yo, llegar a Santiago, desde ahí continuar hasta Muxia, y de este lugar hasta Finisterre, para desde este punto volver a Santiago, bien sea andando o en autobús si decides que ahí, en ese mítico fin del mundo, terminas el Camino tras haber pasado ya por Santiago, siempre sin intención alguna de distancias, kilometraje ni tampoco de recoger la Compostela en ninguna de las dos veces que llegue a Santiago, porque como ya sabéis recojo una de cada cuatro o cinco de las veces que llego ante la catedral, o salvo que sea un recorrido que por algún motivo haya sido muy y más que especial para mi.

Así que si alguna vez no dispones ni siquiera de los cuatro, cinco, seis o siete días que necesitas para hacer un camino corto, bien desde Sarria, Orense, Vigo u otro lugar similar. Desde La Coruña en tres días puedes llegar a Santiago, o cuatro días si caminas poco, ya que es una bonita y tranquila ruta -salvo la subidita del primer día- del Camino de Santiago, aunque sea una experiencia corta, y tan solo debes atenerte a que existan razones más que de sobra dentro tuyo para vivirla, lo demás está de más, y ya se sabe porque o por quienes lo digo… Y también puedes hacer perfectamente en siete días, si no acortas distancias, este Coruña-Santiago-Muxía-Fisterra.

NUNCA OLVIDEIS SONREIR DE BUENA MAÑANA

¿Y desde donde comenzar en La Coruña? Pues desde donde quieras, desde la estación cuando llegues, desde el lugar donde estés alojado o, tras pasar la tarde noche en la ciudad, pues a la mañana siguiente desde la Iglesia de Santiago, como fue mi caso, ya que se considera que es el templo más antiguo de la ciudad, una pequeña, bonita, soberbia y robusta iglesia románica del siglo XII,  con retoques góticos en elementos ojivales de los S.XIV y XV, tímpano de Santiago Apóstol en portada principal y en su portada norte el tímpano con el «Agnus Dei». La misma estaba dedicada en sus orígenes a los peregrinos que llegaban a la misma a través del mar, y cuya visita antes de caminar hacia Santiago era visita obligada tras desembarcar en la zona portuaria, ya que en esta iglesia daban gracias por la travesía a un Apóstol siempre dispuesto a recibirlos. Declarada Bien de Interés Cultural desde 1972.

IGLESIA DE SANTIAGO, LA CORUÑA, LUGAR TIPICO DE INICIO DEL CAMINO INGLÉS SI SE DESEA

Está situada en el casco histórico, muy cerca de la plaza de María Pita, por la que también pasaremos.  María fue una heroína en la defensa de La Coruña en 1589  contra el almirante y corsario inglés Francis Drake, a cuyo hermano mato ella con sus propias manos tras caer abatido su marido, tras lo que arengó a los gallegos para expulsar a los ingleses que querían apoderarse de la ciudad. La tradición dice que este hecho se llevó a cabo al grito en gallego de «Quen teña honra, que me siga» (en castellano «quien tenga honor que me siga»), ¡menudas mujeres eran aquellas para enfrentarse a los franceses y los ingleses cuchillo en mano!

MONUMENTO A MARIA PITA

Y bueno, desde aquí pues estar atentos a las señales, mojones y flechas amarillas, ya que durante unos kilómetros todo es trazado urbano sin mucho que reseñar, hasta que abandonemos la ciudad por el barrio de Eirís más o menos, donde tendremos el aliciente de disfrutar de una buena vista panorámica de la playa de Santa Cristina y el Concello de Oleiros. Una vez que dejemos atrás la ciudad coruñesa, el Camino transcurre entre zona urbana más tranquila, hasta llegar al Concello de Culleredo, cruzaremos un puente sobre la vía del tren y llegaremos al tranquilo y agradable paseo ajardinado junto a la ría de O Burgo, un buen lugar a estas horas y a pesar del tiempo, ya que a un lado tenemos la ría y al otro zona ajardinada y parque, por donde seguiremos unos dos kilómetros…

TRANQUILO PASEO JUNTO A LA RIA Y PARQUE EN LA ZONA DE O BURGO

..caminando sintiéndonos más que bien, me agradó mucho este trocito, hasta que lleguemos al histórico puente medieval de O Burgo, donde aparte de un mojón del Camino encontramos un monolito que nos cuenta una historia de la pasada guerra de la Independencia, donde al parecer el 11 de enero de 1809, el puente fue dinamitado para ganar algo de tiempo en su retirada por las tropas inglesas de John More que iban hacia La Coruña escapando de sus perseguidores franceses, con la intención de embarcar las tropas para Inglaterra. A pesar de ello, de poco les sirvió, las tropas francesas consiguieron avanzar y se produjo días más tarde la conocida Batalla de Elviña, en la que el comandante británico More moriría, pero finalmente gran parte de los ingleses consiguieron embarcar y escapar hacia su tierra, y los franceses tomar la ciudad de La Coruña. Eso si, no me iré sin decir que tanto a ingleses como a franceses les encantaba destruir lo que fuera en nuestro país, debía ser que no estaban en el suyo…

PUENTE DE O BURGO, CULLEREDO

El puente estuvo en ruinas muchos años hasta ser reconstruido, siendo acondicionado y reformado con varias posteriores restauraciones, la última prácticamente hace unos años, ya que como tiene a su lado un puente moderno quizás no tuvieron ganas de reformarlo a pesar de su historia. Desde aquí subiremos, siguiendo las señales, hasta la iglesia románica de Santiago de O Burgo, del siglo XII, aunque reconstruida en el siglo XVIII. Después, un poco más allá de la iglesia tendremos buenas vistas de la ría de O Burgo y de A Coruña, por si queréis hacer una fotografía.

IGLESIA DE SANTIAGO, O BURGO
LA CORUÑA, BONITA CIUDAD, SE VA QUEDANDO YA ATRÁS

Después de este punto ya tendría que daros un gran maremágnum de indicaciones de ahora por aquí y luego por allá, porque casi te marean, pero sin problema si estás atento a las señales, hasta que lleguemos de frente a la iglesia de Santiago de Sigrás, siglo XII, aunque reformada y reconstruida en siglos posteriores, junto a la cual hay un cruceiro y el edificio del que era antiguo hospital de peregrinos.

IGLESIA DE SIGRAS

 Aquí tendremos un ratito de subida, sin problemas,  entres pistas asfaltadas, urbanizaciones y árboles aquí y allá, donde tras pasar sobre la A-6 entraremos en la zona de Anceis, y pronto llegaremos a la que llaman fuente de San Antón o de San Antonio, al final es lo mismo, dicen que famosa, aunque aconsejan no beber de ella. Después varios giros, cruces aquí y allá, pero siempre sin problema, ya que está bien señalizado, tranquilos por ello, que aunque llueva o lo que sea las señales se ven bien. Llegaremos así hasta la zona de Tabeaio, donde si queréis ir hasta la localidad del mismo nombre tendréis que desviaros del Camino, pero es el único lugar, aparte del albergue de Sergude donde podréis alojaros si decidís quedaros aquí a dormir. Y si nos os desviáis a Tabeaio pues seguiremos el Camino y las indicaciones, y en menos de dos kilómetros llegaríamos a Carral, lugar donde hacen un sabroso pan, y también habríamos llegado al bueno, tranquilo y bien acondicionado albergue de Sergude.

Yo, como voy a seguir hasta Hospital de Bruma, pues aunque paro para reposar, acondicionar zapatillas y demás, aparte de ponerme el pantalón antilluvia, ya que comenzaba a llover fuerte, y después continuo. Porque la cuestión y razón en sí es que si decidimos realizar el tramo Coruña-Hospital de Bruma en dos etapas cortas, entonces sería una primera etapa de unos 20 kilómetros hasta Sergude, y otra segunda etapa de sólo unos 13 kilómetros aproximadamente hasta Hospital de Bruma. Las dos opciones son libres para que cada cual elija siempre la opción que considere viable y oportuna según sus circunstancias, que es lo único que debe prevalecer, ni más ni menos.  Yo decidí continuar, perfecto, otros deciden quedarse en el albergue de Sergude, perfecto también, mientras otros se quedan en Tabeaio, pues bueno también. Y es que todo debe hacerse conforme a lo que deseemos, pensemos y nos de la real gana, lo demás sobra, porque una vez que vas más allá de los condicionamientos externos que quizás no sean los tuyos, estás inmerso ya en una profunda realidad, la tuya, y esa es la que debe prevalecer siempre.

Pues seguimos para adelante, y si hay suerte pillaremos abierto un pequeño bar, y si no pues a seguir caminando, cruzaremos un pequeño río y bajaremos hasta el lugar de Sarandos o Sarandones, de las dos formas lo llaman, donde aquí seguramente si podremos tomar algo y repostar en un bar que hay. ¡Claro que si, había bar, así que recuperamos fuerzas para continuar!

REPOSTANDO ANTES DE LA CUESTECITA

Y tras ello pues vendrá el trocito peor del día, ya que nos tocará  una subida durante unos cuantos kilómetros donde subimos más de cuatrocientos metros de desnivel, con sus tramos algunos más y otros menos jodios, con pistas de tierra y tramos asfaltados entre ganaderías, campos, casas aisladas, bosquecillos y demás, pero accesible de hacer sin muchos problemas, siempre en dirección hacia una gran antena que veremos allá arriba, en lo que llaman el Alto de Peito. Eso si, todo el rato acompañándome una gran tupa de agua, de baja, mediana o fuerte intensidad, en su estilo de una hora de agua y diez minutos que deja de llover para que te lo creas antes de volver a llover, y es que la borrasca esa estaba ya encima al parecer, pero aún no había dado todo de sí la jodia, ya que me daría horas de agua y viento huracanado en el camino donde no pude abrir el paraguas salvo que quisiera volar como Mary Poppins…

Respecto de la ganadería, me llamó la atención que en medio de un prado había unas vacas que tenían unos cuernos impresionantes, muy grandes, pero eran igual de mansas que las demás y se conformaban con mirarte al pasar, y una hasta se acercó curiosa a medio metro de mí, sin tocar el alambre, que al ser de color blanco pues seguramente daría descargas. Pensaba al mirarlas que eran quizás una variante de la raza bovina Ankole-Watusi, oriunda de África, , pero resulta que no, que de eso nada, que son gallegas y de pura cepa.

VACAS «CACHENAS», 100% GALLEGAS AL PARECER ¡GUAPAS LAS JODIAS!

Y es que un amable señor que estaba ahí al lado, con el que estuve hablando un rato, me dijo que ni africanas ni na de na, que eran vacas cachenas, más gallegas que gallegas de pura cepa, y que estuvieron casi al borde de la extinción, cuando la realidad es como me dijo “exige poco, ofrecen mucho, y comen de todo, porque es como si fueran mitad cabra, mitad vaca, y encima su carne es tan preciada y cara como la de la ternera Kobe», si, esa a la que dicen le dan los japoneses cerveza y sake, bebida la cerveza que para las terneras es una importante fuente de silicio, mineral que aumenta su densidad ósea y ayuda a mantener sano el tejido conectivo de los tendones y los cartílagos. Eso dicen, luego vete a saber…

BENDITO DIA DE LLUVIA, AYER,HOY Y SEGURO QUE MAÑANA Y PASADO MAÑANA

    Y entre vacas, lluvia, subida y camino seguramente sin darnos cuenta llegaremos a un punto donde confluye el trazado que viene de Ferrol con este que viene de La Coruña, y a partir de aquí el Camino Inglés vuelve a ser solo uno.

CREO QUE ES EL LUGAR DE UNION DE LAS DOS VARIANTES DEL CAMINO INGLÉS

Poco después de un cruce en una carretera que dice lleva hacia Carral y A Coruña, llegaremos al bar Casa Avelina, en el lugar de As Travesas, donde siempre es agradable parar a tomar una cervecita o lo que os apetezca, ya que siempre seréis bien recibidos y atendidos.

Tras Casa Avelina pues ya tomaremos enseguida por un andadero que habilitaron hace poco, hará unos cinco años no existía, en paralelo a la carretera AC-542, porque antes se caminaba por su arcén, y en una par de kilómetros llegaremos hasta la zona de Hospital de Bruma,  donde hay un albergue de la Xunta, dicen que de los primeros que se abrieron en el Camino Inglés, otro muy buen albergue privado y un bar-restaurante cercano. Aparte, existen dos alternativas de alojamiento, que son llamar a los teléfonos de un hotel y un hostal que hay en lo que llaman Mesón do Vento, a un kilómetro y pico, donde si decidís alojaros os vendrán a buscar en coche, y al día siguiente, cuando salgáis de nuevo de uno de esos lugares, por una carreterilla o pista asfaltada (la verdad no sé como definirla) sin apenas trafico, se enlaza de nuevo y sin hacer más metros de nuevo con el Camino Inglés. Lo importante ya hoy es descansar, relajarse, comer, secar ropa, apañar pies y seguir sintiéndote bien.

Y aquí nos quedamos después de viento y agua, aire y lluvia, y mañana seguirá igual, pero paz y calma en mi mientras afuera arrecia el temporal, eso es lo que me importa. Y deciros que vuestro caminar traiga siempre una renovación de energía y un resurgimiento de ilusión, luz y esperanza en vuestra alma, aunque sea un ratito, aunque sea un minuto, eso da igual, pero que tus pasos siempre te permitan meditar, pensar, respirar, sentir y soñar… QUE SEAIS FELICES Y NO OS OLVIDEIS DE SONREIR, UN ABRAZO Y ¡BUEN CAMINO SIEMPRE!

Publicaciones Similares

52 comentarios

    1. Jamás, Clemente, la sonrisa hay que conservarla incluso en los funerales, es lo que nos permite seguir un poco cuerdos en este mundo ¡Buen Camino Siempre!

    1. Jajajajajaja no hace falta decirlo ni contarlo, Mata, ya se retrataron ellos unas cuantas miles de veces sin necesidad de ayudarles ¡Buen Camino Siempre!

    1. La salud hace años que la perdimos, Camile, pero por suerte mi alma todavía no se ha enterado de ello, y ahí seguimos, disfrutando los dos ¡Buen Camino Siempre!

    1. Te aseguro que no, Mizok, es asequible para cualquiera, de verdad, solo tiene esa larga subida que ya la hemos visto repetida en mil sitios diferentes, pero paso a paso y con tranquilidad todo perfecto. El Camino Inglés en sus variantes es totalmente asequible, ¡menos la subida de Pontedeume jajajajajaja! ¡Buen Camino Siempre!

    1. Pues la siguiente etapa es finalizar en Sigueiro, y ahí yo siempre suelo comer en dos sitios, en la Pastelería Panadería Bar Restaurante Che, que se come bien y barato, o en el Café Restaurante Mirás, se come igualmente bien pero un poco más caro, y ambos están muy cerca el uno del otro, cerca de la estatua homenaje a la mujer gallega, Carmela. ¡Buen Camino Siempre, Kelevra!

    1. Jajajajajaja menudos virus, bacterias y microbios tenemos con todos, absolutamente todos ellos, Klan, pero aún así siempre tendremos la libertad de ser como somos a pesar de ellos, y el Camino nunca nos faltará ¡Buen Camino Siempre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *