Camino de Santiago (La Coruña – Santiago – Muxía – Finisterre y Santiago) – 4ª etapa Negreira – Olveiroa

No pienses en tus sueños, sino en la razón por la que deseas lo que sueñas Claro que si, Fran Lucas, nada más abrir los ojos a un nuevo día y ya estás divagando en frases pasajeras para animarte y crear tu primera sonrisa del día. En la mañana, solo la vida regalando inmensidad creativa, tan solo en esa hora donde el mundo parece estar tranquilo, durmiendo, en esa tranquilidad, donde el respirar y observar se convierten en algo distinto, algo especial, como si pudieras revivir todo de un modo asombrosamente fugaz pero pleno, ese momento antes de que entre las rendijas del espacio a tu alrededor, los rayos rasantes del sol lleguen sesgando e iluminando el aire y la vida, creando su suave y eterna plenitud luminosa en la mañana, en ese mudo movimiento de la vida que todo lo transforma con su imparable equilibrio en movimiento de empuje arrollador, regalando belleza sin buscarla, del vigor a la calma y de la calma al desbordamiento, dibujando mucho más que aquello percibido como movimiento infinito…

Pues para pillar vigor y fuerza ya por la mañana pues nada mejor que desayunar ese cafecito con tostada, tomate y jamón y luego ya hablamos de caminar y disfrutar…

Pues después y con tranquilidad, no pongáis nunca quinta nada más salir, tomaremos por la avenida de Santiago y luego pues giramos para bajar por San Mauro, por donde pasaremos por un antiguo y gran pazo señorial, el Pazo de Cotón, donde quizás caiga alguna fotografía…

PAZO DE COTON (NEGREIRA)
POR SUPUESTO, CAE LA FOTOGRAFIA JAJAJAJAJAJA

…ya que es que es una fortaleza señorial rodeada de jardines que destaca por su impresionante balconada de piedra y el gran escudo que presenta en uno de sus laterales. Tras ello seguiremos, cruzaremos el río, y aquí atención, porque nada mas cruzar tenemos la posibilidad de seguir el recorrido oficial, que pasa por el albergue publico (si alguien se ha quedado ahí a dormir) y luego continua de forma normal, aunque con un trozo a pie de carretera, o podemos tomar  un desvío señalizado por la variante alternativa junto al río (elegid la que queráis, yo tome la variante por el río) más tranquilo e igual en distancia, unos metros más tan solo, ya que en unos tres kilómetros, con alguna subidilla hacia el final, enlazaremos con el trazado oficial sin problema alguno en la aldea de Zas, sin perdernos ni nada parecido. Es una opción más que interesante, ya que hoy la combinación de asfalto y pistas de montaña serán constantes, aunque quizás demasiado recorrido por carreteras sin apenas arcén. 

TRANQUILA VARIANTE POR EL RIO BARCALA DESDE NEGREIRA

Desde aquí tendremos unos agradables kilómetros por el valle del río Barcala entre pistas y senderos a través de castaños, robles, eucaliptos y alguna especie más que siempre se me olvida, pasaremos por O Rapote, y luego llegaremos hasta el lugar de A Pena, que tiene un bar que si tenéis suerte pillareis abierto (seguro que si). La etapa en si deciros que es un continuo sube y baja, pero asequible, y que es mejor en si la primera mitad de la misma que la segunda mitad, pero se disfruta igualmente, aunque tenga algún puntito jodio, entre ellos la subida esa por el monte Aro ¡la madre que la parió, parece que está ahí puesto adrede!, pero vamos, todo superable jajajajajajaja.

Seguiremos junto al arcén de la carretera local durante unos cientos de metros, hasta que llegaremos a un punto donde podemos seguir el trazado oficial, que alterna tramos de carretera con pista lateral o tomar a la derecha una bifurcación que va por caminos de tierra y sin aumentar más metros que caminar. Toméis la que toméis, llegaremos igualmente al pueblo de Vilaserío, donde tenemos bar y alojamiento por si alguien se quiere quedar aquí. Y si no pues seguimos cruzando la localidad por la carretera, continuando por ella hasta llegar al lugar de O Cornado, donde las señales nos meterán por una pista primero, una carretera local después y de nuevo por pistas, donde si esta lloviendo (y estaba lloviendo jajajaja) sortearemos de todo un poco de lo que hay por el suelo, pero sin problemas, es una zona muy tranquila, hay vacas por el lugar, así que siempre una sonrisa y para adelante, que en nada llegaremos hasta As Maroñas, seguimos, y en apenas un kilómetro escaso llegamos a Santa Mariña, donde en este lugar y en la zona hay bares, tienda y albergue. Así que para el bar, que hay que repostar.

MENOS MAL QUE PEDI UNA PULGUITA, SI LLEGO A PEDIR UN BOCADILLO NO SE QUE ME HUBIERAN PUESTO, PERO VAMOS, TODO PARA DENTRO, INCLUIDAS LAS OLIVAS DE REGALO

Tras pasar este lugar, seguiremos unos cientos de metros por el arcén de la carretera -recordad que os dije que había mucho arcén en esta etapa-…

ARCENES A TUTIPLEN, PERO SIN PROBLEMA, EL CIELO NOS BENDICE CON SU LLUVIA…

…hasta que luego nos desviemos por una pista asfaltada que seguiremos e iremos atravesando lugares y centros ganaderos, ya que al parecer esta zona es una gran productora de leche de vaca, como nos iremos dando verdadera cuenta mirando a nuestro alrededor y a veces incluso gracias a nuestra nariz a donde llegara de vez en cuando ese sutil aroma vacuno campestre tan penetrante jajajajaja.

LAS FINCAS DE VACAS LECHERAS, COMO ESA DE LA IZQUIERDA, SON FRECUENTES POR AQUI

Pero sin problemas, es aroma natural, así que todo tranquilo, aunque si que tendremos una subidita de esas que me gustan tan poco, pero es llevadera, pasaremos por un mirador donde hay algún banco por si deseáis parar, y luego seguiremos, pero nuestro camino se desvía antes de llegar arriba del todo, aunque podéis hacerlo y subir si lo deseáis (yo no subí, así que no puedo opinar de lo que se vea desde allí) Y  como he dicho, subas o no subas arriba, el camino nos desvía a la derecha para iniciar una bajadita de órdago por una pista de tierra, que con el tiempo que hacia y el desnivel me hizo incluso sacar el bastón que llevo por si acaso en la mochila (ya sabéis que no los utilizo) para asegurar que no me fuera al suelo en algún resbalón.

LAS VISTAS ESTUPENDAS, A PESAR DE LA CORTINA DE AGUA QUE CAIA Y ESA PEQUEÑA NEBLINA…

Eso si, mientras bajas las vistas son estupendas si decides mirarlas y levantar la vista del suelo jajajajaja. Pero nada, todo bien, al menos ya no hay más cuestas por hoy y ya solo vamos de descenso, normalmente por asfalto, y tras una curva llegaremos finalizando la bajadita al pueblo de Lago, donde tenemos de todo, bares-restaurante, tienda y hasta un albergue privado.

Continuamos, pasaremos por Abeleiroas y luego seguiremos caminando entre campos hasta llegar a Ponte Olveira, donde cruzaremos el puente sobre el río Xallas. Aquí haré hincapié que entramos en el concello de Dumbría, que tiene una leyenda, ya que entramos en el Territorio de Vákner…

una bestia salvaje enigmática y peligrosa, con aspecto de hombre lobo, que antiguamente vivía entre estos montes y la Costa da Morte. En realidad es un proyecto El Territorio Vákner es un proyecto cultural y turístico para dar a conocer de una forma distinta el patrimonio y el entorno de la zona, algo que siempre es admirable si con ello se fomenta el turismo y las posibilidades económicas de una zona. Pero ya sabéis, cuidado cuando estéis en el lugar, no salgáis cuando oscurezca, quizás el Vákner esté por ahí cerca…

CUIDADO CUANDO COMIENZA A OSCURECER, VÁKNER PUEDE ESTAR POR AHI…

Ainssss, entre osos en el Camino Lebaniego Castellano y hombres lobo gallegos en este, ya solo nos falta nos salga por ahí la Santa Compaña y ya estamos casi todos… Sea lo que sea, una vez pasado Ponte Olveira ya tendremos que caminar pegaditos –siempre con cuidado- a una carretera local hasta nuestro destino de hoy, Olveiroa, donde hay diversas opciones para alojarnos y comer. En ese trozo de carretera creo que está el hórreo más largo -que no grande- que he visto, al menos yo, nunca en toda Galicia.

Y mientras llegamos siempre a nuestro destino del día, no hay que pensar en nada malo, oscuro, negativo ni nada parecido, debemos quedarnos con esos buenos trocitos que son los que dan gasolina o diesel plus a nuestro ser, porque lo mejor que podrás hacer siempre es extraer y quedarte con lo positivo tras ver lo negativo, aceptarlo porque es y luego dejarlo a un lado, porque siempre es mejor recordarte lo que has vivido y centrarte en lo que está por venir con la mayor confianza.

TODO UN PEDAZO DE HORREO
LLEGANDO A OLVEIROA

Una etapa buena, distinta, agradable, incluso rara, ya que el cocido que me pusieron, gallego o no, estaba más que bueno, así que me metí toda la perola, ni un garbanzo quedó. El cambio a todos nuestros conceptos y posiciones atrincheradas está ahí, solo que oculto, en esa otra puerta al lado de la realidad, si esa, la que piensas y solo tú sabes, necesaria traspasarla para que nuestra vida avance y podamos, según nos venga el viento, apreciar, saborear, gustar, aborrecer, despreciar, aceptar y vivir esos cambios, aunque sean sutiles. Todos estos cambios representan un choque, en mayor o menor medida, todo tiene un precio lo queramos o no, en nuestras vidas, y cuando piensas que no puedes, recuerda que no estás solo en esto, que tienes un alma poderosa en donde puedes apoyarte, ¿quién crees que te ha sacado siempre de otras donde pensabas que no podías?, así que adelante, deja que los miedos se vayan mientras tú avanzas paso a paso… Tan solo quizás, aparte de amar a quienes tu alma te diga a quien amar, y tres o cuatro cosillas parecidas, transforma tus heridas en sabiduría de vida, y sé feliz con lo que tengas, porque la felicidad reside y está en tu actitud, no en lo que tienes…

QUE SEAIS FELICES, NO OLVIDEIS SONREIR Y DISFRUTAR DE LAS PEQUEÑAS COSAS DE LA VIDA, UN ABRAZO ¡BUEN CAMINO SIEMPRE!

Publicaciones Similares

26 comentarios

    1. Si solo fuera andar nos quedábamos en casa, pero todos sabemos que tiene esa magia que nos atrapa… ¡Feliz Navidad, amigo mío! ¡Buen Camino siempre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *